¿Cómo serán las viviendas de obra nueva del futuro próximo?

¿Cómo serán las viviendas de obra nueva del futuro próximo?

Diversos expertos en el campo de la construcción de viviendas y de la evolución de la sociedad en cuanto a las necesidades y al estilo de vida, han compuesto una serie de informes de previsión sobre el tipo de construcciones de obra nueva y los diferentes tipos de hogares y edificios que imperarán en las ciudades en un futuro no muy lejano.

En estos informes se habla sobre el nuevo ciclo de valor de la construcción, y hacia dónde va y se orienta todo el trabajo a realizar a partir de ahora. Así pues constan datos e información acerca de las preferencias de los consumidores, la variedad y grupos de viviendas, la economía global y la influencia política.

Aspectos de los compradores e inquilinos

Se manejan fácilmente en entornos digitales como páginas web, apps y redes sociales para la búsqueda de información y la comparación con el fin de encontrar aquello que mejor se ajusta a sus pretensiones de gusto, localización y precio. Esto es debido tanto al envejecimiento de la población como a la irrupción y la evolución de los jóvenes crecidos en entornos tecnológicos.

La cantidad de información y competencia, junto a las habilidades de búsqueda y conocimiento de los nuevos compradores hace que aparezcan nuevas normativas y diferentes facilidades en cuanto a la financiación y las opciones de compra.

Aspectos de las viviendas

El modelo de negocio de las constructoras variará y se focalizará en la construcción personalizada al gusto del consumidor, englobadas principalmente en cuatro grupos de características distintas para facilitar su clasificación:

  • Viviendas simples: Casas tipo bloque estándar de ciudad de construcción uniforme del mismo estilo y de precio bajo. Emplearán materiales convencionales.
  • Viviendas saludables: Hogares abiertos, luminosos y despejados, situados en las afueras de las ciudades en entornos naturales. Materiales no tóxicos o perjudiciales.
  • Viviendas eficientes: Tipo de viviendas orientadas a la eficiencia energética y a la construcción sostenible a favor de la no contaminación y la mejora del medio ambiente. Se usarán materiales bio y aislantes naturales potentes, además de contar con sistemas de luz y climatización naturales y con la ayuda de sistemas de captación de energía solar, eólica y de biomasa.
  • Viviendas conectadas: Se trata de casas totalmente domotizadas e interconectadas entre sus componentes por medio del “Internet of Things”, siendo controlable gran parte de las funcionalidades del habitáculo por medio de dispositivos centralizados como smartphones, tablets o paneles de control, así como el seguimiento del consumo energético.

Conclusión

Cada tipo de comprador se inclinará por un grupo u otro dependiendo de sus gustos y necesidades, pero se espera una gran demanda de las viviendas conectadas por parte de los consumidores más jóvenes, debido a sus características de conexión y tecnología novedosa destinadas a facilitar y mejorar la forma de vida. Además, la demanda de este tipo de público para las viviendas de estilo simple seguirán mostrando unas buenas estadísticas de compra-venta, pues están integrados a la ciudad y sus precios son más asequibles.

Por el contrario, los hogares eficientes y los de tipo saludable, serán más demandados por la población de edad más avanzada debido a su interés en la salud y en la vida fuera de los núcleos urbanos.

No sólo la construcción de obra nueva experimentará un cambio hacia la tecnología y el bienestar, sino que las viviendas existentes deberán realizar reformas integrales para adaptarse de la mejor manera al cambio de las necesidades de los inquilinos.

¿Y tú, qué tipo de vivienda escogerás?

¡Compártelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*